miércoles, 22 de septiembre de 2010

ARQUEORNITOLOGÍA ORNITOSOCIAL.



























No se puede bautizar sino con este engendro el conjunto de imágenes que me reenvía nuestro querido Remigio. Llegadas a través de una tercera persona que tuvo la idea de inmortalizar esta muestra del pasado que aún perdura en las paredes del santuario pardeño de la observación: El Cerro Marmota.
Del mismo modo que se protegen los, ya apagados Altos Hornos de Vizcaya, como tesoros de la arqueología industrial, hemos de hacer lo propio con estos vestigios de lo que fue un jovencísimo Grupo Ornitológico El Pardo.
Como los análisis de Carbono 14 tardan en llegar, hemos hecho la cuenta de la vieja y predeterminado que como mínimo, esas manifestaciones de arte parietal deben tener la friolera de 25 años.
"Dejándonos la vista con la patata de prismáticos, a la busca de la Cigüeña Negra y sin parar de reír..." Con más pelo y menos kilos... snif.

3 comentarios:

Antonio Fernández Martínez dijo...

Hola Adolfo, es una alegría encontrar el blog de los Pardillos.
Veo que mantienes tu incisivo humor.
Un saludo y a ver si nos ponemos en contacto. Un pardillo en provincias.

Adolfo Rodríguez Pérez dijo...

¡Antonio!
No aparece tu dirección de email.
Si no quieres q aparezca en público envíamela a adolfomingorrubio arroba gmail p com

Gabi vuelvepiedras dijo...

Jajajajaja, qué bueno ;-)